martes, 5 de julio de 2016

Nueve años al lado de la tumba de su amo


La fidelidad animal total. Collie es un perro que se ha hecho famoso en Argentina al morir después de nueve años sin moverse del cementerio desde que sepultaron a su dueño. Aquella noche, Collie llegó al cementerio de La Piedad y se quedó junto a la tumba. Al día siguiente, cuando los familiares fueron a por él, no hubo forma de llevárselo, aunque lo intentaron varias veces más, no hubo forma de moverlo de allí. Collie nunca abandonó el cementerio, se movía por las oficinas de entrada y regresaba a la tumba, podía moverse más o menos, pero siempre volvía, según explican en el periódico La Capital

Pero el paso del tiempo fue haciendo mella en su salud y falleció finalmente tras ser internado en una clínica veterinaria. Había sido encontrado aullando de dolor y un grupo de animalistas pidió ayuda hasta que dieron con el veterinario Federico Bonino, que decidió internarlo.



"El perro estaba en muy mal estado, deshidratado", dijo el veterinario. Una vez en la clínica, detectó que tenía una insuficiencia renal grave que fue avanzando con el tiempo sin ser detectada a tiempo. "Al menos pudimos hidratarlo y compensarlo, por lo que tuvo una muerte con dignidad", expresó Bonino.

0 comentarios: