martes, 16 de agosto de 2016

Así quedó Marco tras cinco años atado a un palo


Son las huellas de la barbarie. Marco estuvo cinco años atado a un palo en la provincia de León, aguantando inviernos glaciales y veranos calurosos, encadenado a un palo, y terminó como se ve en la imagen, da mucha pena. Es un caso de maltrato animal atendido por Let's Adopt España para el cual se están movilizando ya muchos donativos. 

En la actualidad, Marco continua en cuidados intensivos, recibiendo terapia de fluidos y cubierta antibiótica para controlar la gravísima infección con la que lo encontraron. La protectora explica que Marco escarbaba en la base del árbol y allí se echaba, con la esperanza de protegerse del sol ardiente. "Le picaban garrapatas y pulgas, las moscas se posaban en él, depositando huevos en su piel", relatan. Sin duda, una tortura.


Su piel está cubierta en costras, con perdida de estructura en la nariz, alrededor de los ojos y uno de sus oídos prácticamente ha desaparecido. Entre los problemas dermatológicos tiene dermatitis costrosa en trufa con pérdida de estructura, en plano nasal; dermatitis costrosa periocular con ulceración y dermatitis ulcerativa con pérdida de estructura, formación de costras en pabellón auricular izquierdo.

El vídeo del rescata del perro Marco se puede ver en:

0 comentarios: