viernes, 20 de enero de 2017

Máxima difusión: el rostro de un ladrón y torturador de perros


Chocolate era solo un cachorro que vivía con una familia en la ciudad argentina de San Francisco, en la provincia de Córdoba. Fue despellejado vivo y falleció por las heridas. Su asesino, David Rodríguez, se confesó como autor del asesinato "porque le molestaban los ladridos". Fue detenido este miércoles después de que una protectora de animales lo denunciara, el de Chocolate era un caso más de otros muchos delitos cometidos. Su procedimiento era robar perros de los vecinos, torturarlos y matarlos.

"Durante estos últimos tiempos comenzó a apoderarse de los perros de los vecinos, los lleva a su casa donde los maltrata y luego termina matándolos. En varias ocasiones se lo observó sacando bolsas con perros muertos, las cuales deja tiradas en la esquina de su casa. También lo vieron arrastrar a un perro muerto con un cable", describe en declaraciones publicadas por Infobae Gabriela Alejandra Uzqueda, de la ONG Perros de la Calle.


Sobre Rodríguez Vince dijo que "su familia lo abandonó" y que "tiene sus facultades mentales alteradas" siendo además "adicto a las drogas". Es una persona muy violenta que habría intentado ingresar a los domicilios de sus vecinos, en el barrio incluso lo acusan de querer abusar de "varias chicas".

"Es fundamental que los vecinos se decidan a realizar denuncias en las comisarías ante situaciones o actos de crueldad donde las víctimas sean animales. Es preciso prevenir el delito. En mi experiencia los abusadores de animales casi siempre después siguen con su abuso hacia niños", escribió Uzqueda en su cuenta de Facebook.


0 comentarios: